MÁS INFORMACIÓN

China es un país tan inmenso que en él coexisten diferentes climas que determinan el tipo de alimento que produce cada región. Si bien la cocina cantonesa es quizás la más conocida en occidente, lo cierto es que hay otras gastronomías regionales que merecen darse a conocer. Una de ellas es la cocina de la región del suroeste de China conocida como Sichuan, que está rodeada por la cordillera del Himalaya.

L’Olla de Sichuan no es sólo el nombre de un restaurante chino de los pies a la cabeza, sino también el del plato más representativo de una cocina que destaca, en primer lugar, por el uso de picantes. Se trata de una olla caliente (conocida como Huo Guo o hot pot) presentada en forma de ying-yang que combina dos tipos de sopas (de pollo, de pato, de cordero o de “Jinsheng”). Normalmente una de ellas es picante y cada comensal escoge que alimentos quiere cocinar a modo de fondue.

La carta incluye otras especialidades típicamente chinas, picantes y sabrosas, elaboradas con métodos tradicionales.

Cada mesa cuenta con una placa de inducción para mantener y cocinar el platos estrella y demás especialidades.