MÁS INFORMACIÓN

La apuesta del desaparecido Santi Santamaría en el Hotel Hesperia Tower se llama Evo. Su nombre proviene de EVOlución y en él el plueriestrellado -por su trabajo en Can Fabes- chef reinterpretaba día a día su cocina más tradicional. El restaurante, aunque todavía muy joven, ya ha sido ganador de una merecida estrella Michelín.

El gran atractivo estético del restaurante es, sin lugar a dudas, una impresionante cúpula acristalada, creación de los arquitectos Richard Rogers y Luis Alonso, desde la que se tiene una excelente panorámica de casi 360 grados.

Desde la muerte del gran chef, el cocinero Ismael Alegría, formado en el mítico Can Fabes, donde empezó montando nata y preparando merengues, exporta las recetas de Santamaría con libertad para incorporar ideas propias.

El precio del menú degustación está fijado en 146 euros, vinos aparte. Dada su situación, cerca del aeropuerto y de La Fira de Barcelona, es habitual que tengan lugar importantes cenas de negocios.

Premios: Mejores Vistas (Segundo premio).
Sale en guías: Guía Michelin (*), Guía Repsol (1 sol), Gourmetour (8,5/10), La Guía de 5 a Taula (17/20), Última Guía.