MÁS INFORMACIÓN

Alambí puede presumir de ser uno de los mejores restaurantes de cocina castellana de la ciudad de Barcelona y alrededores.

Lo mejor para entrar en situación es empezar con un buen aperitivo típico castellano compuesto por morcilla de Burgos, chorizo de Lerma, croquetas caseras, pimientos al horno, lomo y jamón ibérico, etc.

Los indiscutibles platos estrella de la casa son el cordero lechal y el cochinillo, que se deben encargar por adelantado. La materia prima es impecable y la cocción la justa, ni más ni menos, de manera que el cochinillo queda crujiente, a la vez que jugoso y tierno, al igual que el cordero, que literalmente se deshace en la boca. La carta, además, incluye un apartado de pescado. Los ágapes se finalizan con pastelería de la casa.

En la bodega predominan los Rioja y Ribera del Duero, como manda la tradición.

Todos las especialidades de la carta pueden encargarse para llevar.